Ruta del naranjo de bulnes

Así que, viendo que hacía un día precioso, para arriba nos fuimos.

Rutas de ascenso al Naranjo

Desde Arenas de Cabrales tomamos la carretera hacia Sotres, y en la famosa curvona nos desviamos hacia los invernales del Texu. Los días son cortos en diciembre, y no disponíamos de demasiadas horas de luz. De los invernales del Texu, nos dirigimos al Collado Pandébano. Mirando hacia delante, ya empezamos a ver el Pico Urriellu. Esta zona la pillamos muy resbaladiza, con mucho hielo hasta Collado Vallejo. En el fondo del valle vislumbramos la aldea de Bulnes , desde donde también se puede enlazar con esta ruta. Nosotros seguimos subiendo por un camino que no tiene pérdida.

En próximas entregas ;. Tagged with: Your email address will not be published. Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios. Tierra sin límites es un blog escrito por Paula Mayoral Aviso legal.

Sotres - Vega de Urriello (Naranjo de Bulnes) - Sotres

Urriellu y Ruta del Cares. Urriellu y Ruta del Cares Posted by: Día 1. Madrid — Poncebos. De Madrid a Poncebos. Por la A1 no hay que pagar peajes.


  1. chat webcam salas.
  2. sexo casero joven?
  3. ?
  4. mujer soltera temuco.
  5. donde puede adoptar una mujer soltera.

Son unos km. Hostal Poncebos Día 2. Nivel de la ruta: En nuestro caso escogimos para la subida el antiguo camino, el canal de Camburero, un itinerario difícil pero precioso. Refugio Urriellu Día 3. Hostal Poncebos. Poncebos — Caín — Poncebos Ruta del Cares.

Tiene peligro de desprendimientos. Bulnes ha permanecido aislado durante siglos. Hasta , esta pequeña parroquia de Cabrales solo estaba unida con el resto de civilización por una senda que discurre paralela al canal del Texu. Hora y cuarto de subida, desde Puente Poncebos, salvando un desnivel de unos metros. Desde la inauguración del funicular en , suben en 7 minutos y cargan en él todas las mercancías de uso cotidiano gratis. Venimos a andar, así que subimos por el sendero.

SI TE GUSTA EL BLOG COMPARTE

Desde Puente Poncebos, avanzamos por la carretera AS unos minutos. Pasamos la parada del funicular y continuamos hasta que aparecen varios letreros. Cogemos a mano izquierda la senda que atraviesa el río Texu y, a partir de ahí, el camino no tiene pérdida. Son tres kilómetros entre montañas y cortados, paralelos al río, hasta la parroquia de Bulnes, pasando por la estación del funicular de arriba y el puente Colines. Después de tomar café en Bulnes, empezamos a subir al Pico Urriellu por el camino antiguo: Si miramos hacia el Pico Urriellu, el sendero empieza a la derecha del riachuelo.

La primera parte transcurre por una zona empinada de pedreras. Tras la primera subida, durante un buen tramo, se asciende suavemente por el canal de Balcosín. Al cabo de un rato la cosa se complica de nuevo y desde el Hou Bajo hasta la Majada de Camburero el camino es empinado, con gran desnivel y piedras sueltas. Muy difícil.


  • Consejos generales!
  • Rutas por categoría.
  • masajes eroticos en malaga!
  • agencias matrimoniales extranjeros.
  • Ya en la majada se pueden ver las ruinas de las antiguas construcciones. Descansamos un rato y, después, buscamos de nuevo las rayas blancas y amarillas y los mojones que marcan el camino para continuar. A ratos las indicaciones son complicadas de encontrar. Desde Camburero hasta la Vega del Urriellu nos queda, salvo una pequeña bajada, superar un desnivel de metros en 2,5 kilómetros de pedreras y neveros. Casi todo el camino estaremos viendo al Naranjo a lo lejos aunque, a veces, parece que juega con nosotros y se aleja.

    Desde Bulnes hasta el Pico Urriellu, en 7 horas, nos encontramos tan solo con dos rebecos riéndose desde lo alto de nuestro penoso ascenso.

    Naranjo de Bulnes: ruta de dos días | Tierra sin límites

    De primero, sopa, de segundo, lentejas y, por si seguimos con hambre, viene un tercer plato de pasta. Ahí queda eso. Comimos en la misma mesa todos los ocupantes del refugio. El precio de pernocta: La senda desciende hasta el Refugio de la Terenosa sin pérdida, bajando por las montañas. Comimos en Bulnes, nos echamos una siesta en el río, al lado del puente Colines y, aunque queríamos subir al Castillo Bulnes de Arriba , lo dejamos para otra ocasión.

    Tengo excusa para volver: Ya solo queda un recorrido que conocemos: